UNA JOVEN PAREJA CON UN BEBÉ EN BRAZOS FUE ATRAPADA EN LA RIBERA AL INTENTAR RETORNAR A FALCÓN, TRAS ACUDIR AL HOSPITAL

La Policía los halló cuando estaban a punto de volver en una canoa

Este martes, alrededor de las 11.40, efectivos policiales se toparon con una pareja con un pequeño bebé que aguardaban cruzar hacia el lado paraguayo por un paso no habilitado luego de haber estado en el hospital de Clorinda. Cumplidos con los pasos legales, fueron expulsados hacia suelo guaraní.

Según el informe policial, personal del Destacamento Policial El Porteño Norte constató la presencia de esta pareja mientras efectuaban recorridas en el Móvil 58 por la de barrera, en el sector de la estación de bombeo Puente Loyola.

Los transgresores fueron identificados como Eliseo Ezequiel Ibarra Molinas de 21 años, y Rocío Jazmín Caballero, su pareja de nacionalidad argentina de 20 años de edad con su bebe en brazos. Ellos explicaron a los uniformados que a las cinco de la mañana de ayer, habían cruzado por el mismo lugar hacia territorio argentino para dirigirse al hospital “Dr. Cruz Felipe Arnedo” para hacer atender a la criatura.

Ambos son residentes de Colonia Falcón, Paraguay, y que al ser sorprendidos, esperaban una canoa que los condujera de nuevo hacia la orilla paraguaya.

Al tomar conocimiento del caso, el jefe de la UR-3 comisario general Víctor Téllez dispuso el traslado de la pareja hasta el paso fronterizo de Loyola, dejándolos a cargo del comandante Sergio Escalante, quien es jefe de la Zona Primaria de la Gendarmería Nacional.

Allí se dio continuidad a los trámites correspondientes a los tiempos de cuarentena, que incluye el cierre total de fronteras para circulación de personas de un país a otro, peor aún en pasos no habilitados. Efectuados los controles sanitarios, los tres fueron expulsados y conducidos hacia territorio paraguayo.

Otro caso

Similar temperamento se aplicó el lunes con dos personas de nacionalidad paraguaya sorprendidas al cruzar por pasos ilegales.

De manera articulada con Gendarmería, Aduana y Migraciones, se procedió a la expulsión de los mismos.

La fuerza provincial, junto con Gendarmería y Prefectura Naval Argentina, siguen con los permanentes controles en zonas ribereñas, a fin de evitar y reprimir el ingreso de extranjeros por pasos no habilitados, muchos de ellos ya desactivados mediante la destrucción de las uniones físicas precarias.

Fuente La Mañana