SE ABRIERON OFERTAS PARA OBRAS QUE ADECÚEN EL CAUCE DEL DESBORDE DEL RÍO PILCOMAYO

Se realizó este jueves en la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) la apertura de ofertas correspondientes a la licitación pública de obras que adecúen el cauce del desborde del río Pilcomayo, en los departamentos Ramón Lista y Bermejo.

Este viernes, habrá otro acto de apertura de ofertas para obras de terraplenes de mitigaciones para contener los desbordes del Pilcomayo en el mismo territorio. Se trata de un convenio firmado entre la Subsecretaria de Recursos Hídricos, dependiente del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, y la provincia de Formosa, firmado por Gabriel Katopodis y el gobernador Gildo Insfrán.

Así lo confirmó el administrador de la DPV, ingeniero Fernando De Vido, al señalar que la gestión del primer mandatario permitió “firmar un convenio que es la asistencia de la Subsecretaria de Recursos Hídricos en el financiamiento de estos trabajos, necesarios para proteger a todas nuestras poblaciones del Oeste, y permitir el ingreso de los desbordes del río Pilcomayo”.

El funcionario explicó que se trata de obras muy necesarias, que deben ejecutarse en este período del año de “aguas bajas”, como preparación para que las grandes crecientes de diciembre hasta marzo o abril, “nos encuentren preparados para mitigar los efectos negativos”.

Destacó que el río Pilcomayo es “un torrente que aporta entre 120 y 140 toneladas de suelo en territorio formoseño, va cambiando la morfología del terreno todos los años, por lo que tenemos que ayudar con trabajos al efecto de la naturaleza”.

“En todo el Norte de la ruta 81 hasta el límite con la República del Paraguay, que es la mitad de la provincia y donde viven más de 135 mil comprovincianos, desde noviembre de 2019 que no tenemos lluvias importantes. Esa población está abastecida con agua dulce, que nos permite mejorar la calidad de vida con las plantas de potabilización”, precisó el titular de la DPV.

El funcionario puso en valor la gran obra hidrovial de la ruta 28, que nace al Norte de Las Lomitas y permite hoy redistribuir esta importante masa hídrica hacia otros cauces, y poder abastecer de agua dulce a Las Lomitas, Pozo del Tigre, Estanislao del Campo, Ibarreta, Comandante Fontana y que “todos tengan reserva para prestar el servicio de agua potable”.

“Al Norte en la localidad de El Descanso, el río del Norte, Zalazar, Lugones, San Martín 2, poblaciones de la ruta 86, hoy están superando esta prolongada sequía con administración del agua dulce. Sobre la 86, desde Güemes hasta Palma Sola también lo hacen con el aporte importante del cauce del riacho El Porteño reactivado con las obras necesarias”, precisó el ingeniero De Vido.

Precisó, además, que “en estos días pusimos un aprovechamiento hídrico importante, el reservorio de la Laguna Berá, en Laguna Blanca, que dota de agua dulce a la planta de agua potable. Se tomó agua en la colonia Sol de Mayo al Suroeste de Laguna Blanca, y por bombeo, pudimos estar cerca de los paipperos, como así en la Loma de Monte Lindo, con obras que nos permiten acercar agua a las comunidades rurales y urbanas de nuestra provincia”.

De Vido destacó la actitud del gobierno nacional que “escucha a Formosa, porque después de cuatro años de un duro silencio y discriminación que sufrimos desde el 2015 al 2019 hoy podemos trabajar en una problemática como la del río Pilcomayo” de alcance trinacional que comprende a Bolivia, Paraguay y Argentina, que afecta con sus consecuencias negativas al territorio formoseño.