Mar. Oct 20th, 2020

NUTRIFOR Y LIOFOR DESARROLLAN UN TRABAJO SIN PAUSAS EN LA PANDEMIA

Con producción local formoseña, elaboran una amplia variedad de productos alimenticios

La planta procesadora Nutrifor y la fábrica Liofor, que conforman la empresa estatal Alimentos Nutritivos de Formosa, vienen desplegando un trabajo sin pausas en el contexto de pandemia, atendiendo la situación alimentaria de la provincia.

Ubicadas en el Parque Industrial capitalino, elaboran productos alimenticios con los más estrictos controles de calidad nutricional y bromatológica, que actualmente son remitidos al Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, desde donde se distribuyen al Ministerio de la Comunidad, el sistema de salud y los servicios nutricionales del sistema educativo provincial.

Algunos de los productos que llegan a la mesa de miles de familias formoseñas son: leche fortificada con minerales y vitamina C, leche chocolatada, polenta fortificada, puré de tomate, mermeladas (de banana, mamón, zapallo, etcétera), mate cocido, snacks, entre otros; todos ellos con valor nutricional y sin sal agregada.

“Como hemos sido considerados dentro de las actividades esenciales, en ningún momento de la pandemia hemos parado y el personal continuó trabajando adaptando los protocolos para seguir los parámetros de bioseguridad necesarios”, manifestó a AGENFOR el ingeniero Walter Maldonado, director de Nutrifor.

Señaló que “entre las dos plantas, Nutrifor y Liofor, estamos trabajando en la producción de alimentos y también tenemos cierto stock para cubrir la demanda rápida que se nos solicita”.
“Desde que conformamos la empresa siempre pusimos como objetivo importante la agregación de valor a la producción primaria. Y nos basamos mucho en la ventana de comercialización de los pequeños productores agropecuarios, ya que los medianos y los grandes tienen otras salidas”, consignó.

Producción

La empresa está conformada de profesionales altamente capacitados, equipamiento y tecnología de punta, ejes centrales en la elaboración de los productos.

Es importante destacar el rol central de las familias paipperas en el abastecimiento de materias primas, como son las frutas y hortalizas utilizadas para los guisos, estofados, salsas, puré y snacks, la harina de maíz para la polenta, entre otras.
Según puntualizó el ingeniero Maldonado respecto del personal activo actualmente, entre técnicos y operarios, unas 45 personas se distribuyen en ambas plantas.

Conservación

Por su parte, en declaraciones a AGENFOR, la licenciada Raquel Valdez, directora de la fábrica Liofor, explicó que “el liofilizado es un proceso de conservación de alta tecnología, donde se le extrae toda el agua al producto sin perder el valor nutricional, el sabor, olor u otras cualidades del producto, es decir se mantiene todo”

“El beneficio más que nada es nutricional, ya que se conservan los nutrientes a largo plazo”, subrayó.
Detalló que en la fábrica Liofor hay dos líneas: una que requiere cocción y la otra, no. Dentro de la primera se encuentran los guisos de carne y pollo, la salsa boloñesa y ahora se sumaron los estofados de carne. En la línea de alimentos que no precisan cocción se trabaja a través de snacks con frutas, como banana, mango, ananá y frutillas.
“A productos como los guisos sólo hay que agregarles agua caliente. No obstante, cada uno tiene su instructivo y su manera de preparación”, indicó finalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *