NO HAY PISTAS DE LOS DELINCUENTES QUE ASALTARON A MANO ARMADA A UN ABUELO

Con muy pocas pistas, la Policía provincial sigue investigando el asalto a mano armada de más de 500 mil pesos perpetrado por dos delincuentes encapuchados en una vivienda de la Colonia Lucero Cué, cerca de Palma Sola.

En el atraco, los ladrones golpearon y redujeron a un hombre de 75 años, el único que se encontraba en la vivienda al momento del hecho, ya que su hijo, quien también reside en el lugar, había salido horas antes.

En cuestión de segundos, los malvivientes entraron al lugar, tomaron el dinero que estaba dentro de un bolso y se alejaron raudamente a bordo de un automóvil.

La Policía hizo un amplio relevamiento en toda la zona y localidades vecinas, intensificó los controles en los puntos de salida de la provincia y trabajó sobre las descripciones que brindó el único testigo y víctima del asalto, pero hasta el momento no hay pistas firmes que conduzcan hasta los dos delincuentes.

El hecho
El robo ocurrió el domingo a las 15 horas en una casa situada sobre la ruta nacional 86. Los malvivientes llegaron al lugar a bordo de un automóvil de color rojo, desde donde bajaron rápidamente cubriendo sus rostros con pasamontañas. Provistos con armas de fuego, ingresaron corriendo a la propiedad privada -donde además funciona una carnicería- y se dirigieron al patio trasero de la casa donde estaba sentado el propietario, un hombre de 75 años. Al ver a los desconocidos el abuelo pretendió huir para proteger su integridad física, pero fue interceptado, reducido y encañonado por uno de los delincuentes, en tanto el otro entró a la habitación del hijo del septuagenario y tomó un bolso repleto de dinero, producto de la venta de animales vacunos que habían realizado el último fin de semana.

Consumado el asalto, los desconocidos subieron al automóvil y se dieron raudamente a la fuga con rumbo desconocido.

Enterada la Policía del asalto, se dirigieron hasta el lugar de los hechos efectivos de la Subcomisaría de Palma Sola, Policía Científica y Delegación del Departamento Informaciones Policiales de Clorinda, informándose sobre los pormenores al juez de Instrucción y Correccional N° 1 de Clorinda.

De acuerdo a las características brindadas por la víctima, se implantó un operativo “cerrojo” por todo el sector y zonas de influencia, solicitándose además pedido de colaboración a las demás dependencias policiales y controles de Gendarmería Nacional a fin de lograr la detención de los dos asaltantes y el secuestro del dinero sustraído, las armas de fuego y el vehículo en el cual se desplazaban los delincuentes. Sin embargo, hasta la fecha no se registraron novedades de importancia respecto a la investigación en marcha.

Fuente La Mañana