LOS 11 CLORINDENESES QUE INTEGRAN EL CONTINGENTE DE LOS 3000 OBREROS QUE REFORMARAN EL CRUCERO “CARNIVAL VICTORY” ESTAN EN PERFECTO ESTADO Y SUPERARON EL TEST DEL CORONAVIRUS

Los obreros estarán alojados en dos ferrys en La Cabezuela y el comité de empresa del astillero ha puesto el caso en manos de Sanidad Exterior.

La tripulación del crucero ‘Carnival Victory’ ha superado el test del coronavirus, los 11 clorindenses que coordina Fernando Rejala e integran este contigente de obreros están en buen estado de salud. El millar de tripulantes del buque, que zarpó el pasado 2 de marzo con destino a Cádiz, no padece el virus, lo que ha facilitado esta mañana su entrada en el astillero de Navantia-Puerto Real. El informe médico lo ha dado la Dirección Nacional de Salud. El barco afronta una reparación de calado y estará en el dique puertorrealeño más de un mes. Sin embargo, toca ahora saber si la mano de obra extranjera que ha subcontratado la compañía Carnival Cruise Line para participar en esta reforma también se encuentra libre del coronavirus. Se trata de los 3.000 obreros que llegarán a la Bahía a partir del sábado a bordo de dos ferrys. Ambos barcos se utilizarán como hotel de los trabajadores mientras dure su reforma. Uno de los ferrys que llegará el sábado es griego ‘El Venizelos’ .

La llegada de este contingente de extranjeros en plena crisis del coronavirus es lo que ha activado todas las alarmas. Asiáticos y obreros de la Europa del Este son la principal mano de obra internacional que estará al frente de la remodelación del crucero. El comité de empresa de la factoría ha puesto en conocimiento de Salud Exterior y del Servicio de Epidemiología de la Junta el desembarco en la Bahía de este contingente de personas. La llegada se produce justo cuando la provincia está en alerta con tres casos reconocidos y la orden de Salud de restringir a las visitas el acceso a los hospitales.

El crucero zarpó de Miami el pasado 2 de marzo y está prevista su entrada en el dique puertorrealeño el jueves a mediodía. El jueves también atracarán en La Cabezuela los dos ferrys-hotel que servirán para hospedar a los trabajadores.

La obra del ‘Carnival Victory’ estuvo precedida de otra gran reforma llevada a cabo el año pasado a un crucero de la misma compañía, el ‘Carnival Triumph’. Fue en marzo y se realizó en el astillero de Cádiz. Navantia había tardado más de cuatro años en firmar un contrato con esta compañía norteamericana, que se resistía a venir a la Bahía de Cádiz. La intervención del ‘Triumph’ generó empleo para 3.000 personas, de las que un millar pertenecía a Navantia y a la industria auxiliar gaditana, mientras que el resto venía con las subcontratos internacionales de la propia Carnival.

El éxito de la obra del ‘Triump’ es lo que ha permitido a la empresa española seguir su relación con Carnival.

El ‘Carnival Victory’ permanecerá en el astillero puertorrealeño más de un mes y abandonará la Bahía luciendo un nuevo nombre en el casco: ‘Carnival Radiance’. Este crucero es el segundo y último de los barcos construidos por la Carnival Cruise Line y pertenece a la denominada serie Triumph. Tiene 272 metros de eslora y 14 cubiertas. Cuenta con capacidad para 3.473 pasajeros y su tripulación la componen 1.100 personas.