LAFORMED AVANZA EN LA PRODUCCIÓN DE BIOLARVICIDA CONTRA EL DENGUE

La lucha contra la enfermedad que transmite el mosquito aedes aegypti “es una política pública en Formosa, donde desde el Laboratorio estamos orgullosos de poder colaborar y acompañar”, se destacó

Como parte de la permanente, amplia e intensiva campaña contra el dengue, que se lleva adelante en todo el territorio formoseño a lo largo del año, el Laboratorio Laformed SA avanza en la producción del larvicida Bacivec, un insecticida biológico específico para el control de larvas del mosquito aedes aegypti.

Así lo remarcaron el doctor Rodrigo Gómez, director de Laformed SA; la doctora Débora Radovancich, directora del Laboratorio Biotecnológico; y la farmacéutica Isabel Casadei, directora técnica del Laboratorio.

“Hacemos el biolarvicida contra el dengue. En este tiempo se produjo una cantidad importante para aprovechar y relanzar el producto con el objetivo de que esté en todas las casas”, expusieron los especialistas.

Subrayaron que “el énfasis están en el modo de uso y su utilización continua”, marcando que su entrega es totalmente gratuita. “Está teniendo un impacto muy positivo en el marco de la campaña contra esta enfermedad”, resaltaron.

En esa línea, la doctora Radovancich hizo hincapié en que este producto debe ser utilizado por los vecinos y vecinas además de efectuar el correspondiente descacharrizado y limpieza de los hogares.

Se trata, enfatizó, de “un producto muy seguro y eso es lo que queremos transmitir a todos los ciudadanos y las ciudadanas. Al estar formulado por proteínas que se obtienen a través de una fermentación biológica, no tiene ningún principio activo que pueda contaminar los ambientes u ocasionarles daños a las personas, ni siquiera a otro insecto”, aclaró.

Fue así que “se aprovechó esa ventaja porque si bien sabemos que tanto la limpieza como el descacharrizado son fundamentales en la lucha contra el dengue, hay lugares que lamentablemente no se pueden descartar de manera continua, con lo cual ahí viene el biolarvicida. Para esos lugares específicos y para que lo usemos con total tranquilidad”.

“Los bebederos de agua de los animales inclusive son una cuestión. Por eso se eligió este producto, que es una proteína. No va a dañar para nada a las mascotas, ni a las plantas. A las únicas que va a dañar son a las larvas del mosquito”, esclareció, advirtiendo que “muchas veces hay huevos que son invisibles al ojo humano, entonces si utilizamos de manera rutinaria el biolarvicida una vez por semana estamos evitando que cuando apenas eclosionen esos huevos ya se provoque la muerte de la larva”.

Utilización

Según puntualizaron los profesionales de Laformed, el biolarvicida se dosifica en gotas, no hay que tirar chorros. “La gota tiene la capacidad de dispersarse en el agua y quedar en la superficie. Cada gota abarca una parte de la superficie del agua, por lo cual lo ideal es no colocar todas las gotas juntas”, se detalló.

Por ejemplo, “para tener una dimensión por florero sería una gota y para superficies más grandes como un tanque de aproximadamente mil litros hablamos de 20 gotas, distribuyéndolas de manera uniforme”.

Política pública

Por su parte, el doctor Gómez significó que “en el laboratorio hay un grupo de profesionales que está trabajando en el aporte de los insumos para ayuda a la comunidad en todo lo que es prevención contra el dengue y ahora con el coronavirus”.

“La lucha contra el dengue es una política pública, de Estado, donde nosotros estamos orgullosos de poder colaborar y acompañar”, destacó, resaltando que “estamos teniendo alrededor de cien empleados, los cuales son 100% formoseños y formoseñas. Tenemos el apoyo del Gobierno provincial, porque si bien uno puede ver el producto final, detrás de cada uno hay muchísimo trabajo de personas y familias que nos están apoyando”.

A su turno, la farmacéutica Isabel Casadei recalcó que “siempre hemos estado alertas y acompañando las políticas en lo que sea salud pública”, acentuando que “en este momento estamos abocados a la producción de alcohol en gel, aunque sin dejar de lado otros productos como los repelentes”.

“Todos los productos llevan mucho trabajo en cuanto a costo de tiempo y a recurso humano”, puso de relieve, mencionando a modo de ejemplo que “en el biolarvicida, como se hace el principio activo en la planta, está el costo de preparar la biomasa, los principios activos y luego la formulación, con lo cual se demora mucho en las cantidades a entregar, pero por ello se ha trabajado arduamente a los fines de tener esta cantidad y poder distribuirla a los vecinos y vecinas tanto en el interior como en la capital”.

Lo mismo sucede, sostuvo, con el alcohol en gel, “otro producto que es absolutamente eficaz y seguro porque trabajamos bajo normas de buenas prácticas de elaboración”, concluyó.