GONZÁLEZ FUNDAMENTÓ LA NECESIDAD DE MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO DE FALTAS

El ministro de Gobierno, Jorge Abel González, justificó la necesidad de modificación del Código de Faltas de la Provincia al sostener que permitirá contar con elementos claros para actuar en casos de incumplimientos a las medidas sanitarias, que en el marco de la actual pandemia tienen como fin preservar la salud de la población. Aclaró que no será aplicable sólo al tema del COVID-19 sino a otros aspectos que requieren actualización.

El titular de la cartera de Gobierno confió en un debate legislativo que enriquezca el proyecto, durante la conferencia de prensa de este jueves del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19. “Es una norma de carácter general. No es aplicable exclusivamente en este tema del COVID-19, sino de aquí en adelante”, precisó.

Aseguró que desde distintas áreas de Gobierno se trabajaron y discutieron estrategias sanitarias para poder contar con el estatus sanitario libre de coronavirus, por lo que consideró importante valorar el esfuerzo y compromiso diario de todos los formoseños, y en particular de los servicios de emergencia y de los educadores que “hoy brindan clases no presenciales  partir del servicio que tenemos desarrollado de accesibilidad de nuestras escuelas a internet”.

“En este sentido, el establecimiento de normas nos parecía importante para poder contar con elementos que contribuyan a tomar conciencia de que es necesario cumplirlas adecuadamente, en el caso específico de las normas sanitarias, para poder cuidar la salud propia y la de nuestros semejantes”, precisó el funcionario en alusión al proyecto de modificación del Código de Faltas de la Provincia enviado por el Poder Ejecutivo a la Legislatura.

Por otra parte, resaltó el trabajo que se hizo hasta ahora en lo que respecta a los cuidados de bioseguridad a tener en cuenta e implementar ante la actual pandemia, con la colaboración de los distintos medios de comunicación. “El uso del barbijo es una de ellas”, precisó el ministro González e indicó que su no uso constituye una falta y debe ser objeto de una infracción para quienes la incumplen.

Indicó que fue decisión del Gobernador enviar el proyecto de modificación a la Cámara de Diputados para su discusión y debate. “Hubo otras jurisdicciones, de otro signo político, que directamente lo hicieron a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, sin someterlo a la discusión parlamentaria. Me refiero a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que lo convirtió en un mero acto del Ejecutivo”

“Este proyecto de modificación del Código de Faltas nos va permitir contar, a los formoseños, con elementos muy claros en cuanto al incumplimiento de alguna de las medidas sanitarias dispuestas en esta pandemia”, aseguró el doctor Jorge González.

Respecto a voces en contra que aluden a una norma que oficiará para perseguir a infractores, el ministro los resumió como “fuegos de artificio” y señaló: “Critican que no fue discutido en comisión pero creo que somos maduros como para plantear una discusión de estas características en el recinto legislativo”.

“Ensañamiento porteño”

Consultado en torno a los ataques mediáticos a la figura política de Gildo Insfrán y a la Provincia, respondió: “Existe un ensañamiento que está fundado por un lado, en el prejuicio que existe en algunos medios porteños respecto de cualquier tipo de situación que ocurra en el interior profundo de la Argentina” y recordó el triste episodio en que Susana Giménez “mandó a la gente del Norte a que aprendan a criar gallinas en el gallinero”.

Por otro lado, consideró lamentable que algunos politólogos sostengan que “la gente del interior tiene un voto de baja calidad, como si fuera que la lucha que llevara adelante la Unión Cívica Radical para el sufragio universal haya sido una pérdida de tiempo”.

“Ese prejuicio permanece y lo encontramos en este tiempo en la voz, una imagen de los grupos económicos que se mueven detrás de estos medios, para imponernos sus ideas, sus principios y sus intereses empresariales. Siempre estamos aquellos que por ser distintos somos objeto de ataques. Quienes vivimos en Formosa, sabemos que no es así”, enfatizó el ministro y aludió a una lucha desigual al no tener la posibilidad de contar con pantalla nacional.

“No tenemos la oportunidad de espacio en los medios para exponer este tipo de cuestiones; pero lo peor de todo son los cómplices locales. Vivimos en una sociedad democrática, libre, pero se enojan porque somos lo morochos del Norte, no se enojan con los de San Isidro, donde gobierna el mismo apellido hace años. Nuestro pecado es ser formoseños y tener un gobierno peronista. Es la vieja grieta que viene desde el fondo de nuestra historia”, subrayó.

En este contexto, aseguró: “Nosotros estamos orgullosos de construir la provincia que estamos construyendo, orgullosos de sus rutas, de que todas las escuelas con acceso a Internet. Nos sentimos orgullosos de que cualquier formoseño viva donde viva lo haga en igualdad de condiciones.