FERNÁNDEZ: “FORMOSA ACTUÓ CON UNA VELOCIDAD ENVIDIABLE”

El presidente Alberto Ángel Fernández señaló en conferencia de prensa que “Formosa actuó con una velocidad envidiable” en la prevención de casos de coronavirus, en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia.

Lo hizo como cierre de sus actividades en la provincia donde desplegó una amplia agenda que empezó con una visita al Estadio Cincuentenario, cuyo predio fue acondicionado como hospital de campaña para la atención e internación de pacientes con casos leves de coronavirus, acompañando por el gobernador Gildo Insfrán.

La rueda de prensa fue en el salón del Hospital Odontológico de Complejidad Integrada (HOCI) donde valoró el trabajo de Formosa en la lucha contra el coronavirus, que la mantiene sin casos hasta el momento.

“Formosa actuó con una velocidad envidiable y la suerte de que no tuvo casos importados, que fue el comienzo de todo el problema. Como vieron que no tuvo casos importados, no quiso que nadie se los traiga y se puso muy estricto en el control de acceso a la provincia, a todos nos disgusta ser tan severos con el movimiento que viene de otras provincias, pero es muy entendible porque acá nomas hay un epicentro de coronavirus en el Chaco”, detalló el mandatario.

Elogió tres aspectos sanitarios de la provincia: “Acompañar la cuarentena aun sin casos; entender que el riesgo existe y no se hizo el distraído por eso trabajó en hospitales para eventuales casos; y ser muy estricto con el ingreso de la provincia y obligar a cuarentena a los que vienen de afuera porque todo lo que rodea a Formosa tiene coronavirus, el Norte, Este, Sur y el Oeste”.

“ Yo me conseguí un permiso especial para quedarme hoy o sino me dejaban en cuarentena, pero está muy bien que hagan eso porque esto no es para el mal de ninguno, sino para el bien de todos”, subrayó.

Post pandemia

Fernández contestó sobre la postpandemia a nivel regional al señalar que el Gobierno ya puso en marcha diversas fuentes de financiamiento para los gobiernos provinciales y las empresas.

“Estamos trabajando en la postpandemia, en ver cómo se vuelve a poner en marcha la economía. El país centralista del que hablaba Gildo (Insfrán) piensa que tenemos una cuarentena en toda la Argentina que impide producir y desarrollarse. Pero cuando uno mira un mapa de la Argentina, el problema está circunscripto a ciudad de Buenos Aires, sus alrededores, Chaco, y Córdoba en menor medida. El resto del país está volviendo a la nueva normalidad, que nos obliga a andar con barbijo y tratar de guardar distanciamiento, cuidados que hacen falta tener”, señaló.

“En el mientras tanto evitamos que la economía se derrumbe y con ello el empleo, somos uno de los cinco países en el mundo que más ha preservado el empleo en la pandemia. Tengo la expectativa que cuando esto pase, todo empiece a funcionar a gran velocidad Hemos ayudado a muchas empresas, hay 250 mil empresas que entraron a la asistencia para el trabajo y la producción, en su mayoría pymes”, enfatizó.

Dijo que el Estado apuntaló a los trabajadores autónomos con créditos blandos, que le significaron al Estado “2 puntos del PBI, para nosotros es inversión a futuro, cuando esto pase nosotros vamos a tener un sistema sanitario como nunca debimos dejar de tener, que ocurrió porque durante cuatro años se abandonó la salud”.

Avanzó al señalar que la pandemia puso al descubierto aún más la desigualdad existente en el país y recordó que “un día llegamos y encontramos cientos de miles de vacunas de sarampión en la Aduana (…), y vimos como hospitales se construían y no eran inaugurados porque alguien creía que no hacían falta”.

“La pandemia lo que más dejó al descubierto es la desigualdad en que vive la Argentina, de la que hablamos con Gildo (Insfrán) en los discursos (…) cuando hablo de igualdad quiero que alguien que nació en Formosa pueda estudiar, crecer, encontrar trabajo, ir a la universidad, casarse, ir a espectáculos y cuando le toque morirse, lo haga feliz en Formosa”, indicó.

“Eso no es lo que pasa en la Argentina, donde muchos argentinos piensan que en las grandes ciudades van a encontrar la oportunidad que no encuentran en sus provincia, y allí encuentran hacinamiento y pobreza. La pandemia nos da la oportunidad de revisar esa Argentina y construirla de otro modo”, consideró.

Señaló que por esta crisis, “la economía del mundo se dio vuelta, y nosotros estamos gobernando, no perdamos la oportunidad de escribir un sistema más justo, que no es perseguir a nadie, esas ideas locas de que queremos quedarnos con las empresas, castigar a los ricos. Queremos hacer un país más justo”.

Centro de medicina nuclear

El Presidente aseguró que avanzan las trámites necesarios para que continúe la habilitación del Centro de Medicina Nuclear de Formosa, cuya obra civil tiene un 90% de avance y está totalmente equipado, pero requiere de una certificación de las autoridades nucleares. La obra había sido paralizada por el gobierno de Mauricio Macri.
“El Gobernador ya me lo demandó el primer día. Es inexplicable porque es un lugar que está avanzadísimo en construcción, ciento por ciento el equipamiento, y en forma inexplicable el Estado nacional no vino a hacer la certificación, es imperdonable que no se haya hecho. Eran diez en todo el país y los diez se privaron en forma inexplicable, y privaron a la gente de diez centros de medicina nuclear”, lamentó.

Fondo Sojero
Consultado sobre el Fondo Nacional de la Soja y otros impuestos que no son Coparticipables a las provincias, manifestó que “hay que revisar todo, esto no está funcionando bien. Me estoy llenando de responsabilidades cuando digo esto pero no quiero especular. No me gusta vivir en un país donde el poder central determina graciosamente a quién ayuda y a quién no, porque le puede pasar lo que le pasó a Gildo (Insfrán), que le toque alguien, que decida no ayudar a una provincia porque no me gusta su gobernador y eso no está bien”.

“También hay que revisar el sistema de coparticipación (…), en el acto de revisar también terminar con la discrecionalidad del poder central y buscar un mecanismo que distribuya adecuadamente los ingresos públicos. En ese marco se inscribe lo de la Soja. Debemos hacerlo de cara a la gente que es el debate que propongo, a muchos no le gusta, porque quieren seguir viviendo en la lógica del centralismo”, consideró.

“El Impuesto a las Ganancias que aportan los que viven de un sueldo está mal y eso hay que corregirlo. Ya no me importa quién es el culpable. Eso hay que corregirlo y rediseñar un nuevo país», planteó el jefe de Estado.

En este punto, aclaró: “Estamos ayudando mucho a las provincias con ATN, hay 120 mil millones que pusimos en un fondo fiduciario a disposición de las provincias, un crédito blandísimo para el que lo necesite. En ATN 60 mil y 60 mil millones en créditos. Voy a gobernar con 24 gobernadores, voy a asistir en la medida de las posibilidades a las provincias, lo vamos a hacer, tengan la absoluta certeza. Intentamos que aquello que el gobierno provincial debió invertir porque el gobierno nacional dejó de hacerlo, lo devolvamos en obras públicas” prometió.

Clases: tema delicado
El Presidente aclaró además que el ministro de Educación de la Nación, Nicolas Trotta, se encuentra estudiando distintos casos para la posible vuelta a clases en forma presencial, aunque aclaró que es un tema delicado, en el que se debe tener en cuenta la salud de los docentes, además de los niños.

“El problema de las clases no son los chicos, es todo lo demás. Por lo pronto son los docentes, que son adultos, los padres de los chicos, porque los chicos vuelven infectados a la casa y pueden contagiarlos a ellos y los abuelos, porque viven con ellos”, explicó.

“Abrir las clases o no, es algo que vemos con mucho cuidado porque hay que entender el temor de los docentes, porque hay algunos que están cerca de la edad de riesgo, o tienen enfermedades prevalentes y tienen miedo”, enfatizó.

“Hay que moverse con cuidado, nosotros somos peronistas, la educación es un tema central, no es grato que no haya clases, pero menos grato sería que por habilitar las clases profundicemos un problema de salud en el escenario nacional. Nicolás Trotta está estudiando los casos, con los docentes, porque hay que recordar que en las escuelas además hay docentes, muchos de ellos arrastran enfermedades prevalentes. Hicimos un gran esfuerzo para que los chicos reciban clases virtuales, no es lo mismo, pero funcionaron bastante bien”, consignó.

Gildo Insfrán

“Pese al gobierno nacional que tuvimos estos cuatro años, no nos detuvimos, le he dicho al pueblo formoseño que no íbamos a andar en la misma velocidad que veníamos, que íbamos a disminuir pero sin parar, a eso lo cumplimos. Ahora, vamos a andar a la velocidad crucero que teníamos como cuando teníamos un gobierno nacional y popular como el que tenemos ahora”, expresó por su parte el gobernador Gildo Insfrán, palabras que agradeció el Presidente.