Mié. Sep 30th, 2020

DESTACAN CREACIÓN DE POLO CIENTÍFICO, TECNOLÓGICO Y DE INNOVACIÓN DE LA PROVINCIA

Tras más de dos horas y media de debate, en la sesión del jueves pasado, la Legislatura aprobó un proyecto de ley remitido por el Poder Ejecutivo Provincial (PEP), por el cual se crea el Polo Científico Tecnológico y de Innovación de Formosa (PCT&I), destinado a la radicación y desarrollo de industrias con base tecnológica.

“Este hecho tiene una importancia estratégica singular”, subrayó a AGENFOR el secretario de Estado de Ciencia y Tecnología de la provincia, el ingeniero Julio Aráoz.

Puso de relieve que “es un paso más en la concreción de un gran anhelo de los formoseños de tener un ámbito de interacción que permite que allí trabajen los diferentes actores del quehacer científico y tecnológico no sólo de la provincia, sino también de la región, del país y del extranjero”.

En ese sentido, hizo notar que “las actividades que se desarrollan son ya bastante conocidas y difundidas, pero considerando las proyecciones de mediano plazo ya, era necesario darle la entidad correspondiente con fuerza de ley”, remarcando que “la iniciativa del Poder Ejecutivo fue poner en una de las páginas centrales de la agenda estratégica del Modelo Formoseño la ciencia, la tecnología y la innovación”.

“Ese fue el espíritu que se reflejó en estos cuatro artículos, ya que se trató de hacer un proyecto simple, claro y muy objetivo, de modo que estamos muy entusiasmados, en particular cuando vemos la alegría que provoca en los jóvenes que tienen una vinculación muy fuerte con la tarea cotidiana que se lleva adelante en los distintos ámbitos que se reúnen en el Polo”, enfatizó el ingeniero Aráoz.

Apuntó que “no solamente se trata de los laboratorios en los cuales se trabaja, sino que quizás son más conocidas las actividades que desarrolla el Instituto Politécnico, que es el lado académico del Polo, y en todo lo que hace en comunicación y popularización de la ciencia y la tecnología”.

Pandemia

A su vez, el funcionario puso en valor el importante rol que le cabe al sector científico-tecnológico en el marco de una pandemia mundial como el COVID-19.

“Hoy toda la humanidad mira de otra manera, desde un lugar casi diría de la angustia, al sistema científico y tecnológico a la espera de la vacuna. Pero también hay otras miradas que tienen que ver con todo el conjunto de herramientas que deberá tener la economía global para poder recuperarse lo antes posibles de las consecuencias socioeconómicas que ha provocado esta pandemia a nivel global”, aseveró.

Planteó que “si en nuestro país evaluamos los requerimientos urgentes que tiene la Argentina para ponerse nuevamente de pie, la importancia que tiene el sistema científico y tecnológico nacional adquiere una relevancia aún mayor”.

Marcó en este punto que “en Formosa se planteó un plan estratégico y se puso a consideración del electorado, donde se afirmó la necesidad de agregar valor incorporando conocimientos, cuestiones que fueron internalizadas por el pueblo formoseño y se expresaron después en el voto ciudadano”.

“De manera que la importancia que hoy se le asigna a todo esto requiere de una herramienta como en este caso hemos puesto en marcha, porque además cuando se examinan todos los planes, programas y proyectos de fortalecimiento de parques industriales y tecnológicos y todas las herramientas que están puestas a disposición de los emprendedores y los empresarios argentinos en lo que es la economía del conocimiento, todo esto que con tanto esfuerzo se está construyendo con un sentido federal en el ámbito del Gobierno Nacional, en consenso con las provincias argentinas, demanda también que nosotros tengamos una figura jurídica que respalde a las actividades que se realizan adentro”, argumentó Aráoz.

Acentuó que “el Polo ya estaba en funcionamiento, pero se requería de esta herramienta y afortunadamente el jueves pasado, con la labor parlamentaria, se logró esto”, reprochando la actitud de la oposición provincial que votó en contra.

“Creo que la sociedad formoseña lo va a valorar en su justa medida, porque votaron en contra de estos cuatro artículos que cualquier ciudadano con dos dedos de frente se da cuenta lo que significan –reprendió-. Se pretendió llevar la discusión a otro territorio, hacia otra iniciativa que se desarrolla en el ámbito del Polo y ha tenido debido tratamiento ya en un proceso de participación ciudadana, con audiencias públicas y monitoreos por autoridades regulatorias no sólo de Argentina, sino de la Organización Internacional de Energía Atómica”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *